Tatuajes de Henna

Hace tiempo que me interesan los tatuajes de henna, me encantan, me parecen delicados y preciosos. La primera y única vez que me hicieron uno, fue en un viaje a Granada a finales del 2016. Me lo hice en la puerta de una tienda de productos árabes, sentada en una silla en la calle. Lo hizo un jóven árabe, a mano alzada, y me lo hizo bastante rápido y me encantó el resultado.

Hoy esos tatuajes vinieron a mi mente otra vez, y me puse a buscar información sobre ellos en Google, y ver vídeos sobre como preparar la pasta y realizar los diseños. En mi ciudad no conozco a nadie que se dedique a hacerlos, así que creo que me propondré aprender a hacerlos yo misma, con paciencia y perseverancia.

henna1

Foto: Mi tatuaje del 2016 en Granada

En este artículo os contaré un poco sobre la henna aplicada a tatuajes y os compartiré links de vídeos interesantes sobre el tema.

¿Qué es la Henna?

Henna es una palabra árabe que se refiere al proceso de aplicar una pasta hecha de las hojas de un arbusto leñoso que prospera en climas cálidos y secos. Su nombre latino es Lawsonia Inermis, y también se lo conoce como Mehndi en muchas partes de la India. Se cree que se originó en Egipto y fue llevado a la India y otros países por mercaderes y nómadas. La Henna produce una molécula de colorante rojo anaranjado, Lawsone. Esta molécula tiene una afinidad por la unión con la proteína y la queratina, y por lo tanto se ha utilizado para teñir la piel, el cabello, las uñas, el cuero, la madera, la seda y la lana. La henna se ha utilizado durante miles de años para adornar las manos y los pies de las mujeres para bodas y otros momentos propicios. La henna no está asociada con ninguna religión, pero a menudo se usa durante momentos de gran celebración. Del mismo modo, el uso de la henna no es específico de una sola cultura, sino que es una parte integral y dinámica de muchas culturas, cada una con sus propias tradiciones, símbolos y mitos.

¿Cuánto tiempo lleva hacerlos?

Los diseños pueden tomar un par de minutos para un motivo simple a muchas horas para un intrincado Mehndi nupcial. Después de que la pasta se seque, aplicamos un vendaje de cinta de papel para asegurar el diseño. La pasta se deja durante 4 a 8 horas y se puede dejar durante la noche para obtener mejores resultados. Luego se raspa (no se lava). Evite la exposición al agua por 12 horas después de quitar la pasta. Al principio, la mancha será de color naranja claro, obsérvela mientras oscurece durante las próximas 24-48 horas.

¿Cuánto duran los tatuajes?

La respuesta rápida es de 1 a 3 semanas. Los diseños se ven frescos por algunas semanas y se desvanecen lentamente con el tiempo. Los restos del diseño a veces pueden durar más de un mes, especialmente en áreas gruesas como palmas y pies. Para prolongar la claridad de su diseño, aplique bálsamo de cera de abejas o aceite de oliva antes de bañarse o nadar y mantenerse alejado de las piscinas cloradas. Si tomas el sol, la henna actuará como bloqueador solar y se dejará una imagen inversa cuando la henna se desvanezca. En la India, es tradicional que las recién casadas estén exentas de hacer las tareas domésticas mientras tienen un rastro del diseño de henna que queda en su piel.

¿Dónde debería ubicarlos?

La henna funciona mejor en las manos y los pies, donde puede alcanzar un color borgoña profundo. La henna en la espalda, los hombros y el pecho quedará de un color café más claro. En el cabello y las uñas, la henna es permanente y éstos tendrán que crecer para ir desapareciendo.

¿Es seguro?

La henna es uno de los cosméticos más antiguos que se haya usado y es muy seguro. Se puede aplicar henna a personas de seis años en adelante. La henna puede ser una bendición maravillosa para las mujeres embarazadas. Siempre puedes consultar con tu médico antes de recibir henna, en caso de ser alérgico.

No existe la “henna negra”. El tinte para el cabello PPD se agrega a la henna para producir una mancha de color negro azabache en solo minutos, y con frecuencia se realiza en zonas turísticas de playa y es común en algunos países. Es un químico tóxico. Puede causar reacciones alérgicas, cicatrices permanentes y daño interno. La verdadera henna huele a hierbas, y es una pasta verde/marrón que tiñe de un rojo anaranjado a marrón. Lleva horas desarrollarse. Lo ideal es mezclar solo henna natural fresca y aceites 100% esenciales para obtener un color hermoso y una experiencia segura.

¿Funciona la henna en tonos de piel oscuros?

Sí, la henna se usa en la costa atlántica de África, en todo el Medio Oriente, en el sur de Asia, Malasia e Indonesia. Si tu piel es de un color muy profundo, la henna aparecerá de un color diferente a un color más oscuro. Creemos que este es un aspecto hermoso. Si tienes la piel muy oscura y quieres que la henna sea visible, entonces las palmas son tu mejor opción. Cualquiera sea el tono de tu piel, la henna siempre es más oscura en las palmas y las plantas de los pies.

¿Qué debo hacer para obtener el mejor color?

Siempre se recomienda ducharse antes de realizarse el tatuaje, sin exfoliar con esponja vegetal. No aplique ninguna loción en el área a ser tatuado. Se recomiendan chanclas, camisetas sin mangas y ropa cómoda holgada.

¿Cómo debería planear la realización de un tatuaje de henna para una boda?

El mejor momento para programar una cita es de 1 a 2 días antes del día de su boda. Esto le dará el color más fresco y más oscuro. Las novias a veces prefieren tener su Mehndi hecho un día antes de la fiesta nupcial para que puedan relajarse y tener el día antes de su boda para encargarse de cualquier detalle de último minuto. Deje un mínimo de 2-4 horas para una sesión de henna nupcial “estándar” y 6 horas para un trabajo más extenso en ambos lados de los brazos y las manos, las piernas y los pies. Todas las depilaciones y manicuras deben realizarse antes de su cita de henna por dos días. Colores de esmalte de uñas como cobre, oro, bronce, rojo oscuro o borgoña profundo añaden una apariencia más intensa. Para una apariencia elegante prueba una manicura francesa clásica o un color nude para complementar tu henna.

henna2

Foto: Feliz con mi tatuaje granadino

Si te apetece empezar a meterte en este bonito y fascinante mundo del mehndi, te dejo un par de vídeos que me gustaron y te pueden resultar muy útiles:

Os recomiendo el canal de Shantall Alam en Youtube, una artista de la henna dominicana/líbanesa que vive en Santo Domingo y tiene unos vídeos muy buenos:

Aquí os dejo un vídeo de otro canal, dónde se explica cómo preparar la mezcla de la henna para realizar los tatuajes en casa:

Intentaré adentrarme poco a poco en este mundo del mehndi, ya os contaré en otro post como me va.

Si alguno de ustedes tiene alguna experiencia con los tatuajes de henna, contarlo en los comentarios, estaré encantada de leerlos.

Gracias por leerme! Nos estamos viendo! 😉

 

Fuente: https://www.remarkableblackbird.com/

Anuncios

Te cuesta mucho aprender coreografías?

memoria

Si eres de las personas que les cuesta trabajo memorizar o aprenderte las coreografías o hasta los ejercicios de clase te recomiendo que leas este artículo que te será de bastante ayuda.

En el mundo de la danza no solamente es necesario tener aptitudes físicas y una técnica limpia, también es un requisito ser rápido para aprender y memorizar grandes cantidades de pasos y cuentas.

Cada bailarín posee un estilo de aprendizaje diferente, y una vez que lo identifiques, no solo podrás memorizar y aprender más rápido, sino que cada vez más maestros, compañeros y coreógrafos querrán trabajar contigo.

De acuerdo con Howard Gardner y la Teoría de Inteligencias Múltiples, nuestra manera de aprender (es decir, nuestra inteligencia) se conforma de una serie de habilidades como la inteligencia visual- espacial, la musical, la lingüística, la física- kinestésica, la lógica matemática, la interpersonal y la intrapersonal. Cada bailarín/a posee una de estas inteligencias o el conjunto de ellas, y al identificar la tuya seguro te será más fácil memorizar los bailes.

Pero, ¿cómo saber que inteligencia te define?

Visual-Espacial: Los bailarines que tienen una inclinación al aprendizaje visual son aquellos que piensan y recuerdan en imágenes. Se les facilita recordar más aquello que leen que aquello que escuchan. Son personas capaces de traer a la mente mucha información a la vez, por ello tienen más facilidad para absorber grandes cantidades de información con rapidez. Aproximadamente entre el 40 y el 50% de la población aprende de manera visual

Consejos para mejorar tu danza:

Utiliza una cámara o teléfono y grábate en ensayos para que registres y visualices tus errores. Asegúrate de pedir permiso a tu maestro/a.
Busca vídeos en internet de tu coreografía o de tus bailarines preferidos y observa qué es lo que hacen, sus movimientos, sus posiciones y su actitud.
Imagínate bailando en un escenario la coreografía que estés ensayando, visualiza tus posturas, transiciones y expresiones.
Observa a tus compañerxs, a tus maestrxs y a ti mismo al bailar y ensayar, para guardar en tu mente como se ven las posiciones y los pasos.

Musical: Son personas que recuerdan y memorizan a través de sonidos, conversaciones, melodías, etc. Estos individuos poseen facilidad de palabra, aprenden lo que oyen, gustan del diálogo, recuerdan lo que escuchan y piensan en sonidos. Son bailarines que se dejan llevar por la música o necesitan alguna melodía para lograr memorizar ejercicios.

Consejos para mejorar tu danza:
En tus tiempos libres, escucha varias veces la pieza musical para que memorices los cambios, altos, bajos, etc.
Crea o agrega melodías y ritmos a las cuentas y a los ejercicios.
Intenta enseñarle las combinaciones a alguien más, para que al escucharte, logres registrarlo en tu mente.
Al bailar, escucha la música y déjate llevar.

Lingüística: Son los bailarines atraídos por las letras y que disfrutan las palabras ya sea escribiendo o hablando. Tienen la capacidad de escuchar y comprender lecturas, les atraen los juegos de palabras, la lectura y la escritura.

Consejos para mejorar tu danza:

Cuando dicten los ejercicios, procura repetir los nombres, términos y cuentas en tu cabeza o en voz alta, para que logres identificar las palabras en tu mente.
Al ensayar por tu cuenta, puedes ponerle ritmo a las cuentas e incluso cantar los nombres de cada paso mientras los bailas.
Debido a tu amor por la escritura, después de cada ensayo, escribe los pasos de la coreografía, así como las correcciones; y al inicio de cada clase, asegúrate de leerlos.

Física-Kinestésica: Son aquellas personas que disfrutan elaborar, construir, y moverse. Aprenden a través de lo que tocan, lo que hacen y sus sensaciones. Se les facilitan las artes y los deportes y es por esto que es muy común encontrar un bailarín kinestésico. Los estudiantes kinestésicos retienen información a través de su memoria muscular.

Consejos para mejorar tu danza:

Prueba cambiar de frente continuamente para evitar verte en el espejo y logres grabar la sensación de cada paso.
Cuando te enseñen una coreografía, un conjunto de pasos o un nuevo ejercicio, asegúrate de marcar cada paso que dicten.
Al bailar, intenta cerrar tus ojos e identificar las sensaciones de cada movimiento para que después las recuerdes con tu memoria muscular.

Lógico-Matemático: Además de su amplio interés por los números, estos bailarines son capaces de agrupar secuencias y encontrar patrones. Son aquellos que buscan la lógica y la repetición en cada coreografía, para así aprenderla más rápidamente.

Consejos para mejorar tu danza:

Ya sea un ejercicio en clase o en una coreografía, intenta encontrar los momentos en donde se repite la serie de pasos (usualmente es en el coro de la música).
Trata de dividir la coreografía por secciones para así lograr aprenderla más rápido. Divide cada cuenta de ochos o cada par en grupos y así, en lugar de tener que memorizar toda una coreografía, vas memorizando por partes.
Debido a tu alto interés por hacer listas de pendientes y jerarquizar, al final de los ensayos, anota las partes o pasos que más se te dificultan en una lista enumerada, para que puedas trabajar en cada una en orden conforme vayas superando cada reto.

Interpersonal: Son aquellas personas que disfrutan estar en compañía, los espacios muy concurridos y el trabajo en equipo. Les gusta trabajar en un espacio amplio y aprender en grupos o dedicar tiempo a solas con los maestros. Les gusta observar, corregir e interactuar con otros bailarines y disfrutan quedarse después de clases.

¿Cómo mejorar tu danza?

Una buena idea es quedarte con un grupo de amigos al final de cada clase y ensayo para hacer observaciones, analizar los problemas que surjan y resolver dudas que tengan en conjunto.
Busca oportunidades en donde el maestro pueda observarte individualmente y corregirte.
Debido a tu interés por socializar, busca compañeros que necesiten ayuda e intenta enseñarles, de ese modo, tu también estarás aprendiendo y memorizando mientras interactúas con los demás

Intrapersonal: Aquellas personas con una personalidad muy solitaria, independiente y privada. Son bailarines analíticos, conscientes de sus pensamientos y sentimientos. Prefieren pasar tiempo a solas para reflexionar en sus áreas problemáticas, conocerse y desarrollarse.

¿Cómo mejorar tu danza?

Intenta tomarte unos momentos después de clase para reflexionar en lo bueno y lo malo. Analiza qué hacer para corregir aspectos con los que no te sientas conforme e identifica lo que hiciste cuando las cosas te salieron bien.
Antes de cada ejercicio, haz un chequeo de tu cuerpo, identifica cada posición de tus músculos y huesos, corrige tu alineación y relaja tu respiración.
Asegúrate de llevar un diario de clase en donde aparte de anotar los pasos y correcciones de cada día, registres también tus emociones ante cada situación. Escribe cómo te sentiste en ese día, qué hiciste para motivarte o cómo respondiste si algo no salió bien.
Visualízate, ya sea en el escenario o en tu meta final. Es bueno crear escenarios en la mente, y así tener más claro el camino para llegar a esa meta.

Una vez que hayas identificado tu propio estilo de aprendizaje puedes aplicar varias estrategias para lograr aprender y memorizar todo lo que te pidan con gran rapidez y, al mismo tiempo, disfrutar la danza, y entregar lo mejor de ti en cada clase y presentación.

Es verdad que todos somos diferentes y aprendemos de manera distinta. Sólo hace falta determinar la manera más sencilla para cada uno y así lograr dar el máximo esfuerzo en todo lo que te propongas. Recuerda que ¡todos podemos bailar y disfrutar de la danza!

Puedes dejarme en los comentarios tu experiencia aprendiendo coreografías y de que manera te es más fácil memorizarlas. Espero que os haya sido de ayuda este árticulo! (Fuente: Katia Diéguez)

Hasta la próxima y…¡Feliz danza!

La Joya de Medina

“Acompañadme a un viaje a otro tiempo y otro lugar, a un mundo áspero, exótico, de azafrán y luchas a espada, de nómadas del desierto que viven en tiendas de piel de camello. Un mundo de caravanas cargadas de alfombras de Persia e incienso, de ropajes vaporosos de colores vivos, ojos oscurecidos con kohl y brazos perfumados con alheña. Estamos en el Hijaz del siglo VII, en la parte occidental de Arabia, no lejos del Mar Rojo, un vasto desierto salpicado de oasis fértiles en los que los beduinos nómadas luchan por sobrevivir y las mujeres poseen muy pocos derechos; allí, una religión destinada a ser una de las mayores del mundo acaba de brotar de los labios de un hombre generalmente considerado, hasta los cuarenta años cumplidos, como insignificante…”

Así comienza la Nota de la autora Sherry Jones en su libro “La Joya de Medina” que tuve la suerte de que llegara a mis manos hace un tiempo, cuando una de mis profes de danza me dijo si lo quería, que ya lo había leído y que me lo regalaba.

Terminé ayer por la noche de leer sus entretenidas 435 páginas. Y la verdad es que además de disfrutar de una buena lectura, he aprendido sobre Mahoma, sus esposas, el Islam y la Arabia occidental de los años 600.

chaoticbabe

En esta novela puedes encontrar temáticas como el amor, la guerra, la religión, historia y sumergirte en el mundo árabe de la antiguedad.

La historia se centra principalmente en Aisha, la joven esposa preferida de Mahoma, el profeta de Alá. Está narrada en los tiempos de la fundación del Islam, cuando Mahoma debía predicar y luchar para conseguir aliados y seguidores de la nueva religión que estaba surgiendo y extendiéndose por Arabia y territorios aledaños.

Me ha gustado entre otras cosas porque he aprendido sobre el papel de la mujer en esos tiempos, sobre los harénes que tenían los hombres árabes, los procedimientos y las razones por las que se casaban, sobre las costumbres en el vestir y las comidas e ingredientes que utilizaban a diario.

También aprendí un poco sobre el Islam y como surgió, tema del que sabía sólo rasgos generales y que aún quiero seguir informándome sobre esa parte de la historia.

Cómo dice en la contratapa de este libro “…La publicación de la novela de Jones ha desatado una gran polémica en todo el mundo. Convencidos de que se trata de una obra fruto de una investigación minuciosa y con especial respeto y atención al detalle, numerosas editoriales extranjeras han decidido continuar con la publicación de La joya de Medina.”

En una entrevista a la autora reproducida en el suplemento de cultura del periódico El País, en el 2009, año en que se presentó la novela en España, se afirma que La joya de Medina, publicada por Ediciones B, es ficción, aunque, según la autora, que estudió durante dos años árabe, el 99% de lo histórico está documentado. “Es fiel a todo lo que se sabe de esta mujer, a quien prometieron con el profeta a los seis, y con el que se casó a los nueve, y lo he contado con todo respeto”

Sherry Jones ha escrito y publicado una secuela titulada “The Sword of Medina” pero traducida al español con el título de “Aisha y Alí” en la que narra lo que sucede después con el enfrentamiento de Aisha y el único heredero de Mahoma quien reclama la posición de Califa en el Islam. Así que ya estoy decidida a ir a la librería y hacerme con esta secuela que espero sea igual o mejor que La joya de Medina.

Si queréis relajaros con una lectura amena, entretenida y con la que aprenderéis sobre la cultura árabe del Siglo VII y sobre el interesante nacimiento del Islam, os la recomiendo totalmente. Ahora tendré que leer la secuela y luego podré contaros si os la recomiendo también o no.

Si alguien ha leído estos libros, os animo a comentar este post y contarnos que os han parecido, o si habéis leído algún otro libro de temática árabe, también me gustaría que me contarais.

Hasta el próximo post! 😉

The Chaotic Dancer

NadiaRiloFirma

 

Danza y cabello

Hoy voy a hablar de un tema estético de la danza oriental, aunque algo funcional también: La longitud del cabello en la bailarina de Danza Oriental.

Generalmente se suele asociar a esta danza la imagen de una bailarina con los cabellos largos, o por lo menos con una melena. A pesar de que las grandes bailarinas de las décadas de los 40 y 50 tenían cortes bastante cortos y con poco movimiento, en la actualidad la imagen generalizada de la bailarina es con una melena jugetona y llamativa.

Llegó un momento en mi vida de bailarina que me vi afectada por este dilema de seguir con el pelo largo o hacerle caso a mis ganas de cortarme el pelo cortito.

Desde pequeña he alternado mis cortes de cabello entre muy corto y largo, varias veces me lo he cortado estilo garçon y en otras ocasiones me lo dejaba largo. Pero a partir del año 2008 cuando empecé a incursionar en el Bellydance, mantuve mi melena larga por el mero hecho de ser una bailarina. Hasta que un día me apeteció volver a cortármelo. Tardé tiempo en decidirme. Pensaba cómo siendo bailarina de danza del vientre, afectaría esto a mi imágen.

Me puse a investigar por Internet, y encontré que había muy pocas bailarinas con pelo corto. Las había con melenas cortas, estilos bob o pelo corto pero con movimiento, pero sólo habré encontrado un par con cortes al estilo pixie o garçon.

También investigué cómo una bailarina con pelo cortísimo podría lucir bien en el escenario, y entre opciones como diademas o cintas, estaban la de extensiones o aplicaciones de pelo postizo.

Fue ahí que empecé a cuestionarme qué tan importante era tener melena para bailar danza oriental.

Al final me decidí y me corté el pelo corto, pero no con un estilo muy masculino, sino con un poco de flequillo y que se notaran mis rizos. El resultado fue genial, y en las fotos hasta parecía más elegante y con una estética vintage. Con el pasar del tiempo me lo dejé crecer pero sin llegar a los hombros, pareciéndome de ésta manera un poco al estilo de Samia Gamal y las bailarinas de su época.

12106785_985229731500292_6458135669504095264_n

Es verdad que la melena larga da bastante juego en esta danza. Hay danzas por ejemplo que dan protagonismo al cabello largo, como por ejemplo la danza Khaleegy. Y en general una melena te da lugar a poder convertirla en una parte más de tu cuerpo con la que bailar y causar un impacto bastante llamativo. Pero a mi parecer no es para nada escencial tener el pelo largo. Aunque esto también depende en el ámbito que trabajes. Si eres una bailarina que trabaja en países árabes, ahí sí es imprescindible tener una melena para poder trabajar. Pero si bailas en cualquier otro país te recomendaría que lleves el pelo como te dé la gana, mientras estés cómoda viviendo y bailando así.

Hay una bailarina brasilera de origen italiano muy reconocida que se llama Esmeralda Colabone. Una de sus peculiaridades es que suele bailar casi siempre con un turbante, indistintamente el estilo que esté representando.

Esta bailarina tuvo el pelo corto en una época, y en su canal de Youtube habla de su experiencia bailando con el pelo muy corto. Entre muchas cosas dice que obviamente sintió diferencia al bailar sin melena, pero que le ayudó a ser más consciente de su postura. Por esto es que al principio del post dije que también la cuestión del cabello de la bailarina además de estético puede ser funcional por el impacto que tiene en el movimiento al girar o al mover la cabeza, no siendo imprescindible tener el cabello de una determinada longitud para poder ejecutar bien esta danza. Resumiendo, fue muy positivo para Esmeralda el cambio, a pesar de qué también disfruta teniendo melena, y actualmente la vuelve a llevar, pero baila con turbante, que no es exactamente lo mismo que bailar con el pelo corto, pero es similar.

Yo en este momento de mi vida, estoy planteándome cortarme el pelo corto otra vez, pero más corto aún, que quede sin apenas movimiento, al estilo pixie. Simplemente por comodidad y sentirme más ligera.

A mi me encantan las melenas, y mi melena con rizos, pero me da trabajo tenerla cuidada a la perfección y soy ansiosa para esperar que crezca. Por lo que estoy considerando entregarme a tijeretazos extremos.

Otra ventaja que veo en cortarme el pelo muy corto siendo bailarina, es el plus de originalidad, ya que casi ninguna lo lleva tan corto.

A continuación comparto el enlace del vídeo de Esmeralda del que hablé antes en este post. Está en portugués, pero se entiende perfectamente. Vale la pena verlo entero y escuchar la experiencia de esta bailarina bailando con pelo corto, largo o con turbante.

Creo que la melena está bastante sobrevalorada, y soy partidaria de las bailarinas con cualquier longitud de cabello. Aunque la estética es importante en nuestra danza, no lo es absolutamente todo.

Este post además de con la intención de compartir mi experiencia con el pelo corto bailando, y abrir un debate al respecto, también lo hice para las bailarinas que están pensando en cortárselo y no se animan y quieren consejos al respecto, ya que en la red encontré pocos comentarios sobre esto.

Ahora me gustaría leer vuestras opiniones sobre este tema, que me conteis vuestra experiencia bailando con el tipo de corte de pelo que tengais o hayais tenido y la importancia que le dais al cabello en vuestra faceta de bailarina.

Hasta la próxima lector@s!

Nadia, the chaotic dancer.

12244662_1005579536131978_4484988953293849088_o

Cómo preparar un rico té moruno

Este verano seguro hayas ido o vayas a alguna feria medieval o celta y te encuentres con un puesto de té árabe, te lo sirvan en bonitos vasitos de plástico imitación a los vasitos de cristal adornados donde se sirve el té moruno. Y tal vez te guste tanto que quieras prepararlo en casa para poder beberlo cuando te apetezca.

Hace bastante tiempo encontré a la venta en el supermercado, te marroquí en bolsitas, pero no me gustó nada, no tenía nada que ver con el tradicional té con hierbabuena. Por lo que mi conclusión es que si no puedes beberlo preparado por alguien que sepa hacerlo bien, preferiblemente alguien de Marruecos, la otra opción sería aprender a prepararlo en casa lo mejor posible. De esto trata este post: Cómo preparar un rico y dulce té marroquí.

TE-MORUNO

El té fue introducido probablemente en Marruecos durante el reinado de Moulay Ismail (1672-1727), quizás como regalo de la reina Anne de Inglaterra por liberar a un grupo de prisioneros ingleses, pero no llegó a ser popular hasta mediados del siglo XIX. El cierre de los puertos bálticos durante la guerra de Crimea (1853-1856) dejó a los comerciantes británicos con un exceso de té de China, y en sus esfuerzos por encontrar nuevos mercados descargaron algunos en Tánger y Essaouira.

Aunque todavía era un lujo en la década de 1840, luego se filtró rápidamente a través de las diferentes clases y en todo el país se había convertido en un elemento básico a principios de 1880, cuando el y el azúcar se combinaron para representar alrededor de una cuarta parte de las importaciones totales de Marruecos.

De esta manera los marroquíes agregaron té verde a sus ya clásicas infusiones de hierbabuena o absenta convirtiendo el té moruno en una tradición en la zona.

La gente del Magreb tienen por costumbre tomar té de hierbabuena como digestivo después de las comidas. De hecho, está demostrado que el té verde, aumenta el flujo de los jugos gástricos por tanto ayuda a digerir mejor los alimentos. Además, también es un increíble antioxidante, ayuda a desintoxicar el cuerpo, contribuye a mejorar la circulación, a la prevención del cáncer y mucho más.

Se suele decir que el té debe servirse tres veces; siendo el primer vaso amargo como la vida, el segundo fuerte como el amor y el tercero dulce como la muerte.

Este paulatino cambio en el sabor se produce porque el azúcar se añade al principio de la elaboración del té y no en cada vaso, como suele ser habitual en otros tés e infusiones. Es debido a ello que a medida que se sirve la tetera, más se siente el azúcar que se precipita al fondo.

p.txt

Aunque la receta que voy a compartir es para el más común, hay infinitas variedades posibles, que dependen tanto de la zona como de los gustos personales. La variación más normal es en la proporción entre té, hierbabuena y azúcar, siendo habitual que en el norte se sirva más dulce y en el sur más amargo.

En otras ocasiones, se le añade algunas hojas de hierba luisa, que no sólo matizan el sabor, sino que también le proporcionan un efecto tranquilizante. Otra forma de variar es añadirle unas gotas de agua de azahar y piñones, siendo ésta la forma más usual de prepararlo en Túnez.

Empecemos entonces con la preparación de este cautivante té:

Ingredientes (para dos personas)

– Medio litro de agua
– 1 cucharada rasa de té verde chino (tipo Gunpowder)
– Entre 4 y 6 cucharadas de azúcar
– Un ramillete de hierbabuena

Preparación

En primer lugar echamos una cucharada de té en la tetera, a la que añadimos 100 ml de agua hervida (podemos calentarla en un recipiente aparte). Dejamos reposar un par de minutos, y pasado ese tiempo realizamos movimientos circulares con la tetera desechando el agua, a fin de limpiar las bolas de té. Obviamente, si la tetera no dispusiera de filtro, tendríamos que hacer uso de un colador.

Sobre este primer paso hay dos variaciones: en la primera, el proceso se divide en dos, echando una menor cantidad de agua hervida y dejando reposar un minuto, conservando la infusión resultante para añadirla más adelante (lo que se llama el alma del té), para a continuación volver a echar agua hervida, moviendo la tetera y tirando ese agua. La otra forma es comprar el té en hojas (por ejemplo el denominado TAJ 9371), con lo que nos podremos ahorrar el lavado. Es vuestra la elección sobre cómo realizarlo (de ello dependerá el sabor final y que conserve más o menos propiedades), pero la que he indicado en primer lugar es la más común.

A continuación añadimos al té escurrido entre 4 y 6 cucharadas de azúcar (todo depende de lo dulce que lo queráis) y 400 mililitros de agua hirviendo.  Lo ponemos a fuego medio, esperamos a que vuelva a hervir y le echamos la hierbabuena. Volvemos a calentar durante dos o tres minutos más, hasta que veamos que está a punto de hervir de nuevo, y lo apartamos 3 minutos más.

En este paso es muy importante el azúcar: el hecho de incorporarlo ahora, y no al final,  provocará que se someta a un proceso cercano a la caramelización, culpable en gran parte del característico sabor dulzón del té. Además, tenéis que vigilar que el agua no llegue a hervir cuando incorporéis la hierbabuena, ya que se puede oxidar, provocando un amargueo en el té (hay gente que lo deja hirviendo algunos segundos porque les gusta este toque que le proporciona, yo honestamente no es algo que recomiende).

Por último, y con el objetivo de mezclar bien todos los ingredientes, llenaremos un vaso con el contenido de la tetera y lo devolveremos a ésta, así hasta tres veces.

Sólo quedará servirlo en vasos para sentir que te transportas al mágico Marruecos! Recuerda vertirlo desde cierta distancia, como si fueras un sidrero profesional, para generar una capa de espuma en la superficie. Y, para rematar, puedes volver a añadir algo de hierbabuena al vaso para que esté más bueno aún!

Espero tu comentario, y que me cuentes si alguna vez lo has probado, o si usas esta receta, cuéntanos que tal te ha salido. Todos los comentarios son bienvenidos! 😉

Hasta la próxima!

NadiaRiloFirma

Danza del Vientre durante el embarazo.

¿Es recomendable asistir a clases de danza del vientre durante del embarazo? La pregunta que muchas mujeres se hacen y no todo el mundo sabe responder. De esto trata este post: de los beneficios y mitos sobre la danza oriental durante este bello período de la mujer.

xxxxxxxx

La sociedad moderna trata el embarazo casi como una enfermedad. Se califica a las embarazadas como población vulnerable y se les excluye de la mayoría de estudios . Por eso sabemos menos de lo que deberíamos sobre el efecto de la actividad física en el embarazo.

Ante la duda, muchos médicos recomiendan reposo, pensando que es lo más seguro, y la mayoría de mujeres abandonan la actividad física durante el embarazo, asumiendo que el descanso es lo más importante durante esta etapa. Pero si se tiene un embarazo normal, que no es de riesgo y sin ninguna complicación, se puede hacer ejercicio sin  problema, sólo teniendo un poco más de cuidado.

Mujeres que han practicado danza del vientre durante el embarazo afirman que vivieron el parto de manera más fácil y menos dolorosa. Los beneficios de esta danza son tantos, que muchas matronas la incluyen dentro de las actividades a realizar en los grupos de preparación al parto.

En algunos antiguos rituales de nacimiento (primer embrión de lo que sería la actual danza del vientre), las mujeres rodeaban a la parturienta y ondulaban sus estómagos y movían las caderas para acompañarla y ayudarla a que imite esos movimientos, para así regular su respiración y calmar los dolores de las contracciones.

A nivel interior, la danza del vientre, como muchas otras disciplinas, nos ayuda a tomar conciencia del propio cuerpo, especialmente, de la cadera. La futura mamá se encontrará más relajada, no solo desde el punto de vista físico, sino también mental, y aumentará su sensación de bienestar y empoderamiento.

Los primeros tres meses de embarazo, al considerarse los de mayor riesgo de aborto, al estar la placenta en proceso de formación, se recomienda no hacer tanto ejercicio físico. Pero no es del todo cierto, muchas mujeres que hacen ejercicio y se quedan embarazadas y no se enteran hasta pasados unos meses, no les ha pasado nada malo. Sólo que los médicos y profesores de danza aconsejan comenzar con las clases luego de los tres meses, sólo por las dudas. Pero si practicas bellydance desde antes del embarazo, con mucha más razón no vas a tener problema en seguir practicándolo durante todo el embarazo.

Está científicamente comprobado que la danza del vientre es beneficiosa para la salud en muchos aspectos. Pero en la salud de la mujer mucho más, porque al involucrar movimiento en la zona del aparato reproductivo, influye positivamente en muchos de los procesos corporales femeninos a lo largo de su vida: disminuye los dolores menstruales, ayuda a poner el cuerpo a punto para el parto, contribuye a la correcta y rápida recuperación post parto y es beneficiosa también en la menopausia.

La danza oriental es una danza de bajo impacto, pero igualmente se recomienda durante el embarazo realizar los movimientos más suaves y evitar giros y movimientos muy bruscos. Pero si se es bailarina desde antes del embarazo, estos movimientos no supondrían ningún inconveniente. Lo ideal es que cada mujer descubra cuales movimientos de la danza le son mas cómodos y placenteros durante este período.

Existen clases de danza del vientre especiales para embarazadas, y ciertos métodos de danza para embarazadas combinados con otras actividades como pilates, yoga o meditación. Pero también se puede asistir a cualquier clase normal de danza oriental, avisando con antelación a la persona que imparta la clase de que se está embarazada, para que ésta sepa orientarte especialmente durante la sesión de danza. Obviamente con el consentimiento previo del médico o la matrona sobre si para tu tipo de embarazo se recomienda actividad física o no.

xxx1

De echo si buscáis en Youtube, encontraréis bastantes vídeos de bailarinas embarazadas en diferentes etapas de la gestación, bailando sobre un escenario, o simplemente bailando como siempre habían hecho antes del embarazo: placentera y libremente.

De modo que la conclusión final es que si estás embarazada y quieres comenzar a practicar danza del vientre y tienes un embarazo normal, no debería haber ningún problema para ello, al contrario, todo serán beneficios. Y si ya practicabas esta danza desde antes, no hará falta convencerte mucho para seguir haciéndolo, ya que tu misma sabrás lo que te produce practicar este arte dancístico, los movimientos que te proporcionan bienestar y te hacen sentir estupendamente a ti y a tu bebé.

Este post es el resultado del conocimiento adquirido a través de todos los artículos, libros y vídeos que he leído y visto sobre el tema. Además de haber bailado junto a mujeres embarazadas y conocer sus experiencias desde cerca. Tuve la oportunidad en una ocasión de darle clases a una amiga embarazada, y fue una auténtica pasada verla disfrutar de las clases y bailar con su bebé dentro. Una pena que pocas mujeres se animen a bailar durante su gestación.

Sólo me queda, si alguna vez quedo embarazada, vivir en carne propia el maravilloso placer de bailar con un ser en mi interior y experimentar todos los beneficios que me aporta esta danza para dicha etapa.

Invito a las mujeres que lean este post y hayan practicado danza del vientre durante su embarazo, que compartan la experiencia vivida durante y después de la gestación.

Muchas gracias y hasta el próximo post! 🙂

NadiaRiloFirma

xxxxx8788

Imágen: la reconocida bellydancer norteamericana Sadie bailando durante su embarazo.

 

 

 

 

Bienvenidos a mi caos danzante.

chaoticdancer

Mi nombre es Nadia Rilo, vivo en Santiago de Compostela, la capital de la Comunidad Autónoma de Galicia, en el Noroeste de España. Soy bailarina y profesora de Danza del Vientre. Y de dicho tema va a tratar el Blog, del arte de la Danza Oriental principalmente, aunque seguramente hablaré también de otras clases de danzas relacionadas.

El nombre de este Blog: “The Chaotic Dancer” (La bailarina caótica), se lo he puesto porque define bastante como soy como bailarina y persona: caótica.

La definición oficial de la palabra “caos” dice que es el “Estado de confusión y desorden en que se hallaba la materia hasta el momento de la creación del cosmos.” Por lo que deduzco que antes de la creación de algo importante y bonito, suele haber algo de caos.

En mi caso me considero una bailarina caótica porque siempre que bailo sola en algún espectáculo soy impredecible, siempre tengo una cierta idea de lo que voy a hacer, más o menos hasta dónde voy a llegar, pero nunca sé bien lo que voy a hacer enmedio. No hay nada totalmente pautado. A veces sale muy bien y otras veces no tanto, pero de esta manera se convierte en una danza libre de ataduras.

He encontrado algunas frases que me gustan sobre el caos que quiero compartir con vosotros:

  • Bendito sea el caos, porque es síntoma de libertad. (Enrique Tierno Galván)
  • Según el filósofo Ly Tin Wheedle, el caos se encuentra en mayor abundancia cuando se busca el orden. El caos siempre derrota al orden porque está mejor organizado. (Terry Pratchett)
  • El caos posibilita la vida y la inteligencia. (Ilya Prigogin)
  • El caos es la personalidad sin juicio ni moral. Si amas tu caos, acabarás descubriendo que las respuestas jamás te las dará este mundo, sino que están dentro de ti. (Albert Espinosa)

No quiero decir que el caos total sea siempre la solución y lo mejor, pero un poco de él en nuestra vida viene bien, el caos bueno, la parte de libertad y locura que le da sal a la vida.

Por todas estas razones he decidido ponerle dicho nombre a mi blog.

Aquí encontraréis de todo un poco relacionado con la Danza Oriental: historia, información, noticias, curiosidades, anécdotas, opiniones, reflexiones, imágenes, tutoriales, entre otros temas relacionados con la danza y el arte que irán surgiendo en mi cabeza.

Gracias por leerme y nos vemos en próximo post! 😉

NadiaRiloFirma